ISRAEL LATINA

Magazine virtual ISSN: 1565-7442, 2da. Etapa

“Mejor que no nos quieran, a estar muertos”, Jorge Rozemblum

Una vez más, la población israelí se encuentra amenazada por una lluvia diaria e incesante de misiles disparados desde la Franja de Gaza por grupos internacionalmente calificados de terroristas. Durante varios días el gobierno de Netanyahu hizo filigranas de contención para no responder con la misma contundencia a estos ataques, pese a la creciente presión de los habitantes de las zonas más castigadas del sur del país, así como de su propio socio de formación partidista.

Aunque las primeras valoraciones estimaban que Hamás tampoco estaría interesada en una escalada de la tensión y pronto remitirían sus lanzamientos indiscriminados, hoy sabemos una verdad distinta: que el grupo necesita desesperadamente esta guerra para demostrar que mantiene intacto el espíritu de combate ante la amenaza de grupos aún más radicales e intransigentes (como el califato yihadista de Siria e Irak, Al Qaeda Palestino y otros monstruos que crecen mientras tanto en la chistera de la magia de Oriente Próximo), que cuestionan su propia razón de ser.

Pero sin duda lo que le viene muy bien a los que mandan en Gaza es la destrucción de sus propias infraestructuras a manos de Israel para recuperar el flujo de dinero que Irán interrumpió tras el posicionamiento de Hamás como grupo sunita en contra del presidente sirio y la caída en desgracia de su alter ego egipcio, los Hermanos Musulmanes. Del mismo modo que Abu Mazen hará todo lo posible por mantener abierto el grifo de las ayudas económicas internacionales (aún al precio de impedir a toda costa la creación de un estado palestino independiente que reduciría drásticamente los ceros a la derecha de las cuentas en Suiza), Hamás necesita que los petrodólares del Golfo vuelvan a reactivar el complejo sistema circulatorio de Gaza, que combina las ayudas sociales con la fidelización y militarización de la población.

Las causas del actual enfrentamiento son tan claras y evidentes, que incluso algunos medios tradicionalmente hostiles con las políticas israelíes, especialmente del gobierno actual, han reaccionado en principio con una gran desconfianza hacia el relato y las informaciones que llegan desde la Franja. Pero el tiempo pronto erosionará, desgraciadamente, estas denuncias de falsedades y falsificaciones, en cuanto empiecen a llegar las imágenes del sufrimiento de los civiles palestinos, que son las víctimas más castigadas sí, pero del enemigo interno que los incita al odio, a no ver ninguna salida más que inmolarse como escudo o bomba humana.

Hay quienes todavía acusan a Israel de desproporción en su respuesta por el alto grado de protección hacia su población a través de refugios, cuartos blindados y la eficacia de sus sistemas antimisiles que evitan bajas. Es lo que pasa en un estado democrático: que los recursos se dedican prioritariamente a salvar las vidas (propias y aún del propio enemigo), aunque paradójicamente para ello tengan que actuar militarmente y perder de antemano la batalla mediática del sufrimiento. No hace falta ser un genio para llegar a la conclusión de que es mejor que no nos quieran a estar muertos, aunque ello produzca engendros exóticos como aquellos que sólo se congracian con los judíos cuando se convierten en corderos sacrificados en holocaustos a vaya a saber qué dioses.

Shabat shalom.

Jorge Rozemblum© Director de Radio Sefarad

Anuncios

Un comentario el ““Mejor que no nos quieran, a estar muertos”, Jorge Rozemblum

  1. generacionjudia
    19 julio, 2014

    Reblogueó esto en Generacion Judiay comentado:
    “Mejor que no nos quieran, a estar muertos”, Jorge Rozemblum (Radio Sefarad)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

“La Torre de Babel Ediciones”

“La Torre de Babel Ediciones”, es un proyecto editorial independiente, que propone la divulgación de autores isarelíes contemporáneos que escriben en español. Relatos, poemas y entrevistas. Novela histórica basada en hechos reales. Poesía erótica. Diferentes géneros para mirar esta sociedad.

Goodreads

“El último día”, Mina Weil

Monfalcone, en el noroeste de Italia, 1938.Una familia judía feliz. Una muchacha y las tiernas confusiones de la adolescencia. De repente, el aire se enrarece, los bordes de la realidad se resquebrajan; una ley anula los derechos de los judíos y los declara subhumanos. Antiguos fantasmas de muerte y dolor regresan desde relatos que parecían sólo eso, viejas historias. El exilio apresurado se vuelve la única alternativa. Hay, entonces, que abandonarlo todo, demoler, deshacer lo que era, tan naturalmente, la vida. Hay que hacerse adulto antes de haber dejado de ser niño. Habrá un último día en a escuela y en la casa, habrá un puerto y un barco, habrá la vaga imagen de una Argentina de la que sólo se conoce el sabor de ciertos caramelos de nombre divertido. En las maletas apenas cabe lo imprescindible – y también los símbolos lo son: la valijita de cartón de un fugitivo de otra guerra, los candelabros de Shabat envueltos en los decretos antijudíos. Desde la cubierta del barco, reiterando sin saberlo la antigua mirada del desterrado, Anna aprende definitivamente que la vieja Historia es parte de su propia biografía. “El último día” es un relato de amores naturales y violencias incomprensibles, de bruscos crecimientos y envejecimientos prematuros. No hay en él rencor o estridencias, sino una dolida denuncia y, sobre todo, la apretada nostalgia que desea recuperar y preservar, mediante la palabra amorosa, lo que nunca debió perderse del modo en que se perdió. Florinda Friedman Goldberg. (Docente e investigadora de Literatura Latinoamericana Universidad Hebrea de Jerusalén y Universidad de Tel Aviv)

“Juglarías” …un poeta en Israel…

Juglarías, la poesía de los hombres y mujeres que abrazan el devenir vital con intensidad estableciendo ese vínculo maravilloso entre vida y literatura. Y pese a la presión del docto en la torre de su castillo, las juglarías se convierten enclerecias, y los hombres y mujeres que las escriben en sabios de sangre instruída con una analítica sanguínea desbordante de historias y experiencias. El texto Juglarías, un poeta en Israel, está escrito entre duelos y quebrantos, entre alegrías y entusiasmos y con una prosa poética natural y profunda. La lírica de Juan Zapato, su autor, es realista, a veces agnóstica en cuanto a lo ulterior; otras de poso infantil ante lo pretérito, en otros casos, como en sus relatos, de tono antropológico pero sin la ausencia de una mirada poética. Todo un testimonio vital fundamentado en el tiempo y el espacio de los años que han pasado desde el inicio de la vida del autor en Argentina a la madurez en Israel tras su aliá. Vida y literatura, elementos inseparables. Textos que nacen del devenir diario y que Juan Zapato ofrece al lector para humanizarse y humanizarnos. Esperanza, a veces casi agotada, la que el autor nos desvela ante el conflicto de su tierra, y saltos a la metáfora vital y a la ataraxia, para descansar de tanto nudo gordiano. Juglarías, un poeta en Israel es vida, un cuaderno de viaje al fin de al cabo. Es una muestra de cómo Juan Zapato hace literatura de su experiencia escogiendo segmentos de aquel momento y aquel lugar que, por un pequeño capricho del cosmos, destacaron sobre otros para ser contados en prosa o poesía. Jesús Sordo Medina (Revista Homo Homini Sacra Res)

A %d blogueros les gusta esto: