ISRAEL LATINA

Magazine virtual ISSN: 1565-7442, 2da. Etapa

“Mitos y realidades” (VI), Mitchell G. Bard

MITO

«Los delegados de la Conferencia Mundial de la ONU Contra el Racismo convinieron en que el sionismo es racismo».

REALIDAD

En el 2001, las naciones árabes procuraron nuevamente deslegitimar a Israel, intentando igualar al sionismo con el racismo en la Conferencia Mundial Contra el Racismo, celebrada en Durban, África del Sur, bajo el auspicio de las Naciones Unidas. Los Estados Unidos se unieron a Israel en boicotear la conferencia cuando se hizo claro que, más que concentrarse en los males del racismo, el antisemitismo y la xenofobia, que se suponía habían de ser los temas del evento, la conferencia se había convertido en un foro para denigrar a Israel.
Los Estados Unidos retiraron su delegación: «para enviar una señal a las naciones del mundo amantes de la libertad de que no nos quedaremos de espectadores pasivos, si el mundo intenta describir el sionismo como racismo.
Esa [actitud] es completamente falsa». Ari Fleischer, Secretario de Prensa de la Casa Blanca, añadió que «el Presidente se siente orgullo de salir en defensa de Israel y de la comunidad judía, y enviar una señal de que ninguna agrupación de cualquier lugar del mundo encontrará aceptación y respeto internacionales, si su propósito es igualar al sionismo con el racismo»20

MITO

«Los sionistas pudieron haber elegido otro país distinto a Palestina».

REALIDAD

A fines del siglo XIX, el surgimiento del antisemitismo religioso y racista condujo al resurgimiento de los pogromos en Rusia y en Europa Oriental, deshaciendo las promesas de igualdad y tolerancia. Esto estimuló la migración judía de Europa a Palestina.
Simultáneamente, una oleada de judíos emigró a Palestina procedente de Yemen, Marruecos, Irak y Turquía. Estos judíos no tenían ningún conocimiento del sionismo político de Theodor Herzl ni de los pogromos europeos.
A ellos los motivaban el sueño secular de «regreso a Sión» y el temor a la intolerancia. Al oír que las puertas de Palestina estaban abiertas, enfrentaron las dificultades del viaje y se fueron a la tierra de Israel.
El ideal sionista de un regreso a Israel tiene profundas raíces religiosas.
Muchas oraciones judías hablan de Jerusalén, Sión y la tierra de Israel. El precepto de no olvidar a Jerusalén, el sitio del Templo, es un dogma importante del judaísmo. El idioma hebreo, la Torah, las leyes del Talmud, el calendario judío y las fiestas y festivales judíos, todos se originaron en Israel y giran en torno a sus estaciones y condiciones. Los judíos oran mirando hacia Jerusalén y repiten la frase «el año que viene en Jerusalén» en cada
Pascua. La religión, la cultura y la historia judías dejan bien claro que es sólo en la tierra de Israel donde podía edificarse una república judía.
En 1897, unos líderes judíos organizaron formalmente el movimiento político sionista, que aspiraba a la restauración del hogar nacional judío en Palestina, donde los judíos pudieran encontrar un santuario y autodeterminación, y trabajar por el renacimiento de su civilización y su cultura.

Mitchell G. Bard© Traducción al español: Vicente Echerri ISBN 0-971-2945-4-2

Nota:

20 Información de La Casa Blanca sobre la amenaza de EE.UU. de boicotear una conferencia de las Naciones Unidas sobre el racismo, (27 de julio de 2001).

Ir a la primera nota: https://israelatina.com/2014/07/13/mitos-y-realidades-mitchell-geoffrey-brad/

Continuará

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

“La Torre de Babel Ediciones”

“La Torre de Babel Ediciones”, es un proyecto editorial independiente, que propone la divulgación de autores isarelíes contemporáneos que escriben en español. Relatos, poemas y entrevistas. Novela histórica basada en hechos reales. Poesía erótica. Diferentes géneros para mirar esta sociedad.

Goodreads

“El último día”, Mina Weil

Monfalcone, en el noroeste de Italia, 1938.Una familia judía feliz. Una muchacha y las tiernas confusiones de la adolescencia. De repente, el aire se enrarece, los bordes de la realidad se resquebrajan; una ley anula los derechos de los judíos y los declara subhumanos. Antiguos fantasmas de muerte y dolor regresan desde relatos que parecían sólo eso, viejas historias. El exilio apresurado se vuelve la única alternativa. Hay, entonces, que abandonarlo todo, demoler, deshacer lo que era, tan naturalmente, la vida. Hay que hacerse adulto antes de haber dejado de ser niño. Habrá un último día en a escuela y en la casa, habrá un puerto y un barco, habrá la vaga imagen de una Argentina de la que sólo se conoce el sabor de ciertos caramelos de nombre divertido. En las maletas apenas cabe lo imprescindible – y también los símbolos lo son: la valijita de cartón de un fugitivo de otra guerra, los candelabros de Shabat envueltos en los decretos antijudíos. Desde la cubierta del barco, reiterando sin saberlo la antigua mirada del desterrado, Anna aprende definitivamente que la vieja Historia es parte de su propia biografía. “El último día” es un relato de amores naturales y violencias incomprensibles, de bruscos crecimientos y envejecimientos prematuros. No hay en él rencor o estridencias, sino una dolida denuncia y, sobre todo, la apretada nostalgia que desea recuperar y preservar, mediante la palabra amorosa, lo que nunca debió perderse del modo en que se perdió. Florinda Friedman Goldberg. (Docente e investigadora de Literatura Latinoamericana Universidad Hebrea de Jerusalén y Universidad de Tel Aviv)

“Juglarías” …un poeta en Israel…

Juglarías, la poesía de los hombres y mujeres que abrazan el devenir vital con intensidad estableciendo ese vínculo maravilloso entre vida y literatura. Y pese a la presión del docto en la torre de su castillo, las juglarías se convierten enclerecias, y los hombres y mujeres que las escriben en sabios de sangre instruída con una analítica sanguínea desbordante de historias y experiencias. El texto Juglarías, un poeta en Israel, está escrito entre duelos y quebrantos, entre alegrías y entusiasmos y con una prosa poética natural y profunda. La lírica de Juan Zapato, su autor, es realista, a veces agnóstica en cuanto a lo ulterior; otras de poso infantil ante lo pretérito, en otros casos, como en sus relatos, de tono antropológico pero sin la ausencia de una mirada poética. Todo un testimonio vital fundamentado en el tiempo y el espacio de los años que han pasado desde el inicio de la vida del autor en Argentina a la madurez en Israel tras su aliá. Vida y literatura, elementos inseparables. Textos que nacen del devenir diario y que Juan Zapato ofrece al lector para humanizarse y humanizarnos. Esperanza, a veces casi agotada, la que el autor nos desvela ante el conflicto de su tierra, y saltos a la metáfora vital y a la ataraxia, para descansar de tanto nudo gordiano. Juglarías, un poeta en Israel es vida, un cuaderno de viaje al fin de al cabo. Es una muestra de cómo Juan Zapato hace literatura de su experiencia escogiendo segmentos de aquel momento y aquel lugar que, por un pequeño capricho del cosmos, destacaron sobre otros para ser contados en prosa o poesía. Jesús Sordo Medina (Revista Homo Homini Sacra Res)

A %d blogueros les gusta esto: