ISRAEL LATINA

Magazine virtual ISSN: 1565-7442, 2da. Etapa

“Las miserias al sol”, Jorge Rozemblum

Terror-tunnel-between-Gaza-and-Israel-with-statistics-e1406167818607En su famosa película “Metrópolis”, Fritz Lang dibuja una utopía pesimista de una sociedad del siglo XXI en la que los obreros viven en un gueto subterráneo, alimentando a una élite que disfruta del aire libre en la superficie. A la vista de lo que sucede realmente en este siglo en Gaza, la visión de Lang resulta diametralmente errónea, con la dirigencia de Hamás a buen recaudo en su entramado subterráneo, mientras los civiles pasean sus miserias al sol y son utilizados como escudos humanos. Los “valientes” resistentes no llevan uniformes (a menos que sean los del enemigo, para intentar colarse entre sus filas y golpear por detrás), a lo sumo se esconden detrás de un pañuelo o pasamontaña para que sus madres e hijos no sepan quién les obliga a volver a sus casas (que han utilizado de lanzaderas de misiles) para proteger lo más querido, más que la vida de sus propias familias: su armamento.

Se trata de una guerra desproporcionada. Si Israel respondiera de forma simétrica a como fue atacada (lanzando proyectiles de forma indiscriminada hacia población civil), ¿cuántos muertos habría en Gaza después de 2.200 lanzamientos: 100 mil, 200 mil o más?

Es una batalla desigual: de la treintena de soldados muertos del ejército israelí, una tercera parte son oficiales y el resto suboficiales, ningún soldado raso. Este índice de mortandad se explica porque en Tzahal el jefe es el primero en exponerse. En el lado de Hamás la política de combate es la opuesta: primero van los niños, mujeres y ancianos, detrás los “milicianos”; los comandantes mueven los hilos desde el búnker. El jefe de todos los comandantes se hospeda en un lujoso hotel de Doha, capital de Catar.

Dirigentes de Hamás y JihadCon el dinero de algo más de 200 mil ciudadanos con derechos plenos de este pequeño emirato (dueño de varios clubes de fútbol europeos, entre ellos el Barcelona) se financia Hamás desde que saliera de la esfera de apoyo iraní (por su alineamiento con los suníes en el conflicto sirio): sus armas (la mayoría de fabricación propia gracias a la maquinaria introducida a pesar del “sitio”), los sueldos de sus funcionarios y la ciudad subterránea que han construido (de la que hasta ahora sólo se han descubierto 38 túneles con más de 60 bocas de entrada desde mezquitas, hospitales, escuelas y viviendas). Para Catar, Gaza sólo es una de sus franquicias de subvención de la Guerra Santa islámica suní mundial. Otras son los rebeldes sirios o el ISIS iraquí, entre cuyas reivindicaciones expresas están la reconquista de Al-Andalus, o sea, lo que vulgarmente se conoce como España y Portugal: lo paradójico del último caso es que lo estamos financiando los propios españoles comprando camisetas con el nombre de Messi.

Lo que está sucediendo en Gaza es tan claro y evidente, que incluso instituciones y medios habitualmente anti-israelíes destacan ahora por su silencio, excepto los directamente financiados por las mismas fuentes que el terrorismo hamasí, como la cadena catarí Al-Jazeera; Y las manifestaciones de condena (en Europa al menos) transparentan sin vergüenza alguna más antisemitismo que crítica a la acción bélica israelí. Y es que aunque las miserias se aireen al sol, lo que más apesta es la podredumbre que crece bajo sus pies.

Shabat Shalom
Jorge Rozemblum
Director de Radio Sefarad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

“La Torre de Babel Ediciones”

“La Torre de Babel Ediciones”, es un proyecto editorial independiente, que propone la divulgación de autores isarelíes contemporáneos que escriben en español. Relatos, poemas y entrevistas. Novela histórica basada en hechos reales. Poesía erótica. Diferentes géneros para mirar esta sociedad.

Goodreads

“El último día”, Mina Weil

Monfalcone, en el noroeste de Italia, 1938.Una familia judía feliz. Una muchacha y las tiernas confusiones de la adolescencia. De repente, el aire se enrarece, los bordes de la realidad se resquebrajan; una ley anula los derechos de los judíos y los declara subhumanos. Antiguos fantasmas de muerte y dolor regresan desde relatos que parecían sólo eso, viejas historias. El exilio apresurado se vuelve la única alternativa. Hay, entonces, que abandonarlo todo, demoler, deshacer lo que era, tan naturalmente, la vida. Hay que hacerse adulto antes de haber dejado de ser niño. Habrá un último día en a escuela y en la casa, habrá un puerto y un barco, habrá la vaga imagen de una Argentina de la que sólo se conoce el sabor de ciertos caramelos de nombre divertido. En las maletas apenas cabe lo imprescindible – y también los símbolos lo son: la valijita de cartón de un fugitivo de otra guerra, los candelabros de Shabat envueltos en los decretos antijudíos. Desde la cubierta del barco, reiterando sin saberlo la antigua mirada del desterrado, Anna aprende definitivamente que la vieja Historia es parte de su propia biografía. “El último día” es un relato de amores naturales y violencias incomprensibles, de bruscos crecimientos y envejecimientos prematuros. No hay en él rencor o estridencias, sino una dolida denuncia y, sobre todo, la apretada nostalgia que desea recuperar y preservar, mediante la palabra amorosa, lo que nunca debió perderse del modo en que se perdió. Florinda Friedman Goldberg. (Docente e investigadora de Literatura Latinoamericana Universidad Hebrea de Jerusalén y Universidad de Tel Aviv)

“Juglarías” …un poeta en Israel…

Juglarías, la poesía de los hombres y mujeres que abrazan el devenir vital con intensidad estableciendo ese vínculo maravilloso entre vida y literatura. Y pese a la presión del docto en la torre de su castillo, las juglarías se convierten enclerecias, y los hombres y mujeres que las escriben en sabios de sangre instruída con una analítica sanguínea desbordante de historias y experiencias. El texto Juglarías, un poeta en Israel, está escrito entre duelos y quebrantos, entre alegrías y entusiasmos y con una prosa poética natural y profunda. La lírica de Juan Zapato, su autor, es realista, a veces agnóstica en cuanto a lo ulterior; otras de poso infantil ante lo pretérito, en otros casos, como en sus relatos, de tono antropológico pero sin la ausencia de una mirada poética. Todo un testimonio vital fundamentado en el tiempo y el espacio de los años que han pasado desde el inicio de la vida del autor en Argentina a la madurez en Israel tras su aliá. Vida y literatura, elementos inseparables. Textos que nacen del devenir diario y que Juan Zapato ofrece al lector para humanizarse y humanizarnos. Esperanza, a veces casi agotada, la que el autor nos desvela ante el conflicto de su tierra, y saltos a la metáfora vital y a la ataraxia, para descansar de tanto nudo gordiano. Juglarías, un poeta en Israel es vida, un cuaderno de viaje al fin de al cabo. Es una muestra de cómo Juan Zapato hace literatura de su experiencia escogiendo segmentos de aquel momento y aquel lugar que, por un pequeño capricho del cosmos, destacaron sobre otros para ser contados en prosa o poesía. Jesús Sordo Medina (Revista Homo Homini Sacra Res)

A %d blogueros les gusta esto: