ISRAEL LATINA

Magazine virtual ISSN: 1565-7442, 2da. Etapa

La “sharía” cristiana de Europa, Jorge Rozemblum

shariazn-lg1Llevamos más de un mes desde el inicio del operativo Margen Protector de Israel contra el grupo terrorista Hamás en Gaza. ¿Alguien ha visto u oído, en cualquier medio, incluyendo las redes sociales, manifestaciones anti-israelíes en países árabes? Es una pregunta retórica: no las hubo. En cambio, las capitales y ciudades europeas convocan, incluso durante el cese de fuego, manifestaciones y acciones de castigo contra Israel, en la que van de la mano la extrema derecha (que, envalentonada con los resultados de la reciente consulta electoral europea, ya se anima sin pudor a volver a sacar sus esvásticas y levantar sus brazos), la izquierda (extrema y no tanto: en España, por ejemplo, abarca desde Izquierda Unida y Podemos a muchos sectores del PSOE), además de los grupos salafistas de inmigrantes musulmanes y sus descendientes que ya se han hecho con las calles y barrios de París, Londres, Berlín o Malmö (Suecia).

Y el problema no acaba ahí. Volviendo nuevamente a España donde gobierna el centro-derecha del Partido Popular, se ha anunciado (por si  acaso alguien los acusa de complicidad, en un calco de la política exterior de Zapatero en otro conflicto) la congelación de exportaciones de material bélico a Israel (en realidad se trata de piezas para encargos que el ejército español ha realizado a industrias israelíes, con lo cual los afectados serán sólo españoles). También (y a mi forma de ver es aún más doloroso y flagrante) una ciudad de la Red de Juderías (que en unas semanas venderán en el mundo su amor y respeto por el mundo hebreo con su Jornada Europea de la Cultura Judía) ha decidido suspender un ciclo de cine israelí (nuevamente, en pleno cese de fuego) para evitar que la celebración de la actividad «estrictamente de carácter cultural se advierta por cualquier ciudadano como una provocación o manifestación de apoyo al conflicto bélico». ¿No es esta decisión, paradójicamente, la manifestación más obvia del apoyo a una parte en el conflicto, y por parte de una institución que se supone reivindica una herencia común y deplora la discriminación a la que los judíos han sido sometidos en el pasado en el mismo lugar?

Europa está enferma: no sólo por los extremos de su espectro político. La obsesión y el odio al judío lo impregna casi todo, salvo el territorio de los que son conscientes de sus problemas, como gran parte de la sociedad alemana y sectores más minoritarios en otros países, a los que en días como estos les cuesta enfrentarse a sus propios demonios internos, bombardeados de mentiras financiadas por los titiriteros del terror mundial, con nombres, apellidos, banderas, medios de comunicación y clubes de fútbol. A pocos cientos de kilómetros de Gaza, otra de las franquicias del mismo sello decapita niños cristianos y mata de sed a los que huyen por conservar una fe ancestral, anterior a la que se instaló en la zona a golpe de cimatarra hace más de mil años. ¿Manifestaciones de denuncia en Europa? Busquen y rebusquen: seguramente encontrarán más defensores de esos perseguidos en los países árabes que en el entorno de un continente construido sobre cenizas y sangre en nombre del cristianismo.

Equiparar la protesta contra las acciones bélicas de Israel con el odio al judío no es políticamente correcto, pero es demostrable. Especialmente cuando la acción y la intención públicas en las democracias europeas retoman los pasos de sus fantasmas del pasado, vuelven a recorrer las vías del desprecio y la discriminación (lo que se le exige al pueblo de Israel no se le pide a nadie más) y enarbolan su propia “sharía” (la ley religiosa medieval musulmana) cristiana: la fuerza y el horror de la masa envenenada de prejuicios y enfurecida. 

Shabat shalom
Jorge Rozemblum
Director de Radio Sefarad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

“La Torre de Babel Ediciones”

“La Torre de Babel Ediciones”, es un proyecto editorial independiente, que propone la divulgación de autores isarelíes contemporáneos que escriben en español. Relatos, poemas y entrevistas. Novela histórica basada en hechos reales. Poesía erótica. Diferentes géneros para mirar esta sociedad.

Goodreads

“El último día”, Mina Weil

Monfalcone, en el noroeste de Italia, 1938.Una familia judía feliz. Una muchacha y las tiernas confusiones de la adolescencia. De repente, el aire se enrarece, los bordes de la realidad se resquebrajan; una ley anula los derechos de los judíos y los declara subhumanos. Antiguos fantasmas de muerte y dolor regresan desde relatos que parecían sólo eso, viejas historias. El exilio apresurado se vuelve la única alternativa. Hay, entonces, que abandonarlo todo, demoler, deshacer lo que era, tan naturalmente, la vida. Hay que hacerse adulto antes de haber dejado de ser niño. Habrá un último día en a escuela y en la casa, habrá un puerto y un barco, habrá la vaga imagen de una Argentina de la que sólo se conoce el sabor de ciertos caramelos de nombre divertido. En las maletas apenas cabe lo imprescindible – y también los símbolos lo son: la valijita de cartón de un fugitivo de otra guerra, los candelabros de Shabat envueltos en los decretos antijudíos. Desde la cubierta del barco, reiterando sin saberlo la antigua mirada del desterrado, Anna aprende definitivamente que la vieja Historia es parte de su propia biografía. “El último día” es un relato de amores naturales y violencias incomprensibles, de bruscos crecimientos y envejecimientos prematuros. No hay en él rencor o estridencias, sino una dolida denuncia y, sobre todo, la apretada nostalgia que desea recuperar y preservar, mediante la palabra amorosa, lo que nunca debió perderse del modo en que se perdió. Florinda Friedman Goldberg. (Docente e investigadora de Literatura Latinoamericana Universidad Hebrea de Jerusalén y Universidad de Tel Aviv)

“Juglarías” …un poeta en Israel…

Juglarías, la poesía de los hombres y mujeres que abrazan el devenir vital con intensidad estableciendo ese vínculo maravilloso entre vida y literatura. Y pese a la presión del docto en la torre de su castillo, las juglarías se convierten enclerecias, y los hombres y mujeres que las escriben en sabios de sangre instruída con una analítica sanguínea desbordante de historias y experiencias. El texto Juglarías, un poeta en Israel, está escrito entre duelos y quebrantos, entre alegrías y entusiasmos y con una prosa poética natural y profunda. La lírica de Juan Zapato, su autor, es realista, a veces agnóstica en cuanto a lo ulterior; otras de poso infantil ante lo pretérito, en otros casos, como en sus relatos, de tono antropológico pero sin la ausencia de una mirada poética. Todo un testimonio vital fundamentado en el tiempo y el espacio de los años que han pasado desde el inicio de la vida del autor en Argentina a la madurez en Israel tras su aliá. Vida y literatura, elementos inseparables. Textos que nacen del devenir diario y que Juan Zapato ofrece al lector para humanizarse y humanizarnos. Esperanza, a veces casi agotada, la que el autor nos desvela ante el conflicto de su tierra, y saltos a la metáfora vital y a la ataraxia, para descansar de tanto nudo gordiano. Juglarías, un poeta en Israel es vida, un cuaderno de viaje al fin de al cabo. Es una muestra de cómo Juan Zapato hace literatura de su experiencia escogiendo segmentos de aquel momento y aquel lugar que, por un pequeño capricho del cosmos, destacaron sobre otros para ser contados en prosa o poesía. Jesús Sordo Medina (Revista Homo Homini Sacra Res)

A %d blogueros les gusta esto: