ISRAEL LATINA

Magazine virtual ISSN: 1565-7442, 2da. Etapa

“Cuando árabes matan, expulsan o discriminan a palestinos”, David Mandel

todossomos

Una organización terrorista palestina secuestró cinco aviones en el mes de setiembre de 1970. A tres de los aviones los hicieron aterrizar en Jordania y los explosionaron. El rey Hussein envió su ejército. Hubo una intensa batalla entre los combatientes de la OLP y las fuerzas jordanas. 15,000 palestinos murieron y cerca de 100,000 palestinos quedaron sin casas. Nadie protestó, no hubo manifestaciones en Europa y los medios internacionales de comunicación no demonizaron a Jordania.

En Kuwait, antes de la Guerra del Golfo, residían 400,000 palestinos. Arafat cometió el error de apoyar a Saddam Hussein en su intento de anexar Kuwait. Durante y después de la guerra todos los palestinos fueron expulsado. Con el transcurso de los años a algunos se les permitió volver, y hoy 80,000 palestinos viven en Kuwait. Nadie protestó contra la expulsión, no hubo manifestaciones en Europa y los medios internacionales de comunicación no demonizaron a Kuwait.

La guerra civil de Siria ha causado que 235,000 palestinos en Siria hayan perdido sus hogares. 60,000 se han refugiado en Jordania, en campos separados, bajo condiciones muy estrictas y se les ha prohibido entrar a las ciudades jordanas. Nadie, incluido la OLP, protesta contra este trato discriminatorio de los palestinos, no hay manifestaciones en Europa y los medios de comunicación no critican a Jordania.

En el Líbano viven cerca de 400,000 descendientes de los refugiados palestinos. La mayoría de ellos nació en el Líbano, pero no les dan ciudadanía libanesa, no tienen derecho a comprar propiedades y por ley están prohibidos de ejercer una larga lista de profesiones. En el Líbano para poder trabajar se necesita un Documento de Autorización de Trabajo que el gobierno otorga a trabajadores africanos, asiáticos y a árabes de otros países, pero no a los palestinos. Nadie, incluido la OLP, protesta contra este trato discriminatorio de los palestinos, no hay manifestaciones en Europa y los medios de comunicación no critican al Líbano.

Egipto bloquea a Gaza, controla el ingreso y salida de personas en la frontera de Gaza con Egipto, y ha destruido 1,600 (mil seiscientos) túneles por los cuales Hamás contrabandeaba armamento y bienes. Nadie protesta contra el bloqueo egipcio, los manifestantes anti-israelíes de Europa no mencionan el bloqueo egipcio, y menos aún lo hacen los medios de comunicación internacionales.

Conclusión: Las violentas manifestaciones en Europa no son en realidad a favor de los palestinos sino en contra de Israel y en contra de los judíos. Nadie protesta contra el trato discriminatorio que los palestinos reciben en Jordania, Líbano y Egipto, ya que, si no se puede culpara a los judíos, no hay motivo para dicha protesta.

clip_image004

Fuente: Mi enfoque desde Israel #517, Agosto 10, 2014. La suscripción es gratis. Pídela a: enfoque@netvision.net.il

Anuncios

2 comentarios el ““Cuando árabes matan, expulsan o discriminan a palestinos”, David Mandel

  1. Juan Diego Pérez Ponce
    17 agosto, 2014

    Solo le quitaría el término “cuando árabes”…. Y le pondría “Discriminación contra palestinos en otros países”…. Y eso para demostrar que no hay camorra gratuita contra los árabes.

    Pero los datos excelentes

    Me gusta

  2. Pingback: Anónimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

“La Torre de Babel Ediciones”

“La Torre de Babel Ediciones”, es un proyecto editorial independiente, que propone la divulgación de autores isarelíes contemporáneos que escriben en español. Relatos, poemas y entrevistas. Novela histórica basada en hechos reales. Poesía erótica. Diferentes géneros para mirar esta sociedad.

Goodreads

“El último día”, Mina Weil

Monfalcone, en el noroeste de Italia, 1938.Una familia judía feliz. Una muchacha y las tiernas confusiones de la adolescencia. De repente, el aire se enrarece, los bordes de la realidad se resquebrajan; una ley anula los derechos de los judíos y los declara subhumanos. Antiguos fantasmas de muerte y dolor regresan desde relatos que parecían sólo eso, viejas historias. El exilio apresurado se vuelve la única alternativa. Hay, entonces, que abandonarlo todo, demoler, deshacer lo que era, tan naturalmente, la vida. Hay que hacerse adulto antes de haber dejado de ser niño. Habrá un último día en a escuela y en la casa, habrá un puerto y un barco, habrá la vaga imagen de una Argentina de la que sólo se conoce el sabor de ciertos caramelos de nombre divertido. En las maletas apenas cabe lo imprescindible – y también los símbolos lo son: la valijita de cartón de un fugitivo de otra guerra, los candelabros de Shabat envueltos en los decretos antijudíos. Desde la cubierta del barco, reiterando sin saberlo la antigua mirada del desterrado, Anna aprende definitivamente que la vieja Historia es parte de su propia biografía. “El último día” es un relato de amores naturales y violencias incomprensibles, de bruscos crecimientos y envejecimientos prematuros. No hay en él rencor o estridencias, sino una dolida denuncia y, sobre todo, la apretada nostalgia que desea recuperar y preservar, mediante la palabra amorosa, lo que nunca debió perderse del modo en que se perdió. Florinda Friedman Goldberg. (Docente e investigadora de Literatura Latinoamericana Universidad Hebrea de Jerusalén y Universidad de Tel Aviv)

“Juglarías” …un poeta en Israel…

Juglarías, la poesía de los hombres y mujeres que abrazan el devenir vital con intensidad estableciendo ese vínculo maravilloso entre vida y literatura. Y pese a la presión del docto en la torre de su castillo, las juglarías se convierten enclerecias, y los hombres y mujeres que las escriben en sabios de sangre instruída con una analítica sanguínea desbordante de historias y experiencias. El texto Juglarías, un poeta en Israel, está escrito entre duelos y quebrantos, entre alegrías y entusiasmos y con una prosa poética natural y profunda. La lírica de Juan Zapato, su autor, es realista, a veces agnóstica en cuanto a lo ulterior; otras de poso infantil ante lo pretérito, en otros casos, como en sus relatos, de tono antropológico pero sin la ausencia de una mirada poética. Todo un testimonio vital fundamentado en el tiempo y el espacio de los años que han pasado desde el inicio de la vida del autor en Argentina a la madurez en Israel tras su aliá. Vida y literatura, elementos inseparables. Textos que nacen del devenir diario y que Juan Zapato ofrece al lector para humanizarse y humanizarnos. Esperanza, a veces casi agotada, la que el autor nos desvela ante el conflicto de su tierra, y saltos a la metáfora vital y a la ataraxia, para descansar de tanto nudo gordiano. Juglarías, un poeta en Israel es vida, un cuaderno de viaje al fin de al cabo. Es una muestra de cómo Juan Zapato hace literatura de su experiencia escogiendo segmentos de aquel momento y aquel lugar que, por un pequeño capricho del cosmos, destacaron sobre otros para ser contados en prosa o poesía. Jesús Sordo Medina (Revista Homo Homini Sacra Res)

A %d blogueros les gusta esto: