ISRAEL LATINA

Magazine virtual ISSN: 1565-7442, 2da. Etapa

Israel desbarata un golpe de Hamás contra Abbas

Un enorme complot montado, entre los meses de mayo a agosto, por la organización terrorista islámica Hamás con el objetivo último de perpetrar un golpe de Estado contra la Autoridad Palestina (AP) en Cisjordania (Judea y Samaria), fue desbaratado por el Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) y el Servicio de Seguridad General (Shabak).

La censura que pesaba en contra de la difusión de la operación fue levantada en el día de hoy.

La infraestructura del movimiento extremista islámico en Cisjordania estaba bajo el control del cuartel general de Hamás en Turquía. El complot de Hamás consistía en perpetrar una serie de ataques masivos de gran crueldad en Israel para crear una situación de inestabilidad; y luego sacar provecho de la situación y derrocar a la Autoridad Palestina.

Un total de 93 sospechosos fueron detenidos durante el operativo. De éstos, 46 han sido interrogados por el Shabak. Los fondos para financiar las actividades terroristas que fueron confiscados suman 600 mil shekels (cerca de 170 mil dólares). Las armas incautadas incluyen 24 ametralladoras M-16 (que no eran de fabricación israelí), seis revólveres y siete misiles antitanque RPG.

La red contaba con la asistencia de un foco en Jordania y de correos, que introdujeron fondos por un monto de más de dos millones de shekels para la compra de armas y viviendas que sirvieran como “casas seguras” o escondites.

La infraestructura militar estaba encabezada por Riad Nasser, de 38 años, oriundo de Deir Kadis, de la región de Biniamín (Cisjordania), quien cumplió varias condenas en la cárcel por actividades terroristas como integrante Hamás.

2012_10_08_reyad-naserNasser fue reclutado por Saleh Alaruri, de 47 años, quien está a cargo de la infraestructura de Hamás en Cisjordania, y actualmente reside en Turquía. El interrogatorio de Nasser reveló un complot cuidadosamente orquestado para derrocar al gobierno del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas.

La red incluía el reclutamiento de operativos de Hamás que habían sido liberados de las cárceles israelíes, académicos y estudiantes – especialmente estudiantes de química e ingeniería-.

La infraestructura mantenía una comunicación directa con el cuartel general de Hamás en Jordania, que incluía Auda Zahran, de 53 años, quien envió el dinero para la compra de las armas, y para las “casas seguras” que también servían como arsenales.

Algunos de los ataques debían tener lugar en las semanas pasadas, durante la guerra de Israel contra Hamás en Gaza, para abrir un segundo frente, según fuentes de inteligencia.

Khaled MashaalCon un plan similar Hamás logró apoderarse de la Franja de Gaza en 2007, según el Shabak.

“[el jefe de la Oficina Política de Hamás] Khaled Mashaal estaba al tanto y el gobierno turco sabía de las operaciones que emanaban de su territorio”, señala la agencia de inteligencia israelí.

Fuente: http://www.aurora-israel.co.il/articulos/israel/Principal/59772/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

“La Torre de Babel Ediciones”

“La Torre de Babel Ediciones”, es un proyecto editorial independiente, que propone la divulgación de autores isarelíes contemporáneos que escriben en español. Relatos, poemas y entrevistas. Novela histórica basada en hechos reales. Poesía erótica. Diferentes géneros para mirar esta sociedad.

Goodreads

“El último día”, Mina Weil

Monfalcone, en el noroeste de Italia, 1938.Una familia judía feliz. Una muchacha y las tiernas confusiones de la adolescencia. De repente, el aire se enrarece, los bordes de la realidad se resquebrajan; una ley anula los derechos de los judíos y los declara subhumanos. Antiguos fantasmas de muerte y dolor regresan desde relatos que parecían sólo eso, viejas historias. El exilio apresurado se vuelve la única alternativa. Hay, entonces, que abandonarlo todo, demoler, deshacer lo que era, tan naturalmente, la vida. Hay que hacerse adulto antes de haber dejado de ser niño. Habrá un último día en a escuela y en la casa, habrá un puerto y un barco, habrá la vaga imagen de una Argentina de la que sólo se conoce el sabor de ciertos caramelos de nombre divertido. En las maletas apenas cabe lo imprescindible – y también los símbolos lo son: la valijita de cartón de un fugitivo de otra guerra, los candelabros de Shabat envueltos en los decretos antijudíos. Desde la cubierta del barco, reiterando sin saberlo la antigua mirada del desterrado, Anna aprende definitivamente que la vieja Historia es parte de su propia biografía. “El último día” es un relato de amores naturales y violencias incomprensibles, de bruscos crecimientos y envejecimientos prematuros. No hay en él rencor o estridencias, sino una dolida denuncia y, sobre todo, la apretada nostalgia que desea recuperar y preservar, mediante la palabra amorosa, lo que nunca debió perderse del modo en que se perdió. Florinda Friedman Goldberg. (Docente e investigadora de Literatura Latinoamericana Universidad Hebrea de Jerusalén y Universidad de Tel Aviv)

“Juglarías” …un poeta en Israel…

Juglarías, la poesía de los hombres y mujeres que abrazan el devenir vital con intensidad estableciendo ese vínculo maravilloso entre vida y literatura. Y pese a la presión del docto en la torre de su castillo, las juglarías se convierten enclerecias, y los hombres y mujeres que las escriben en sabios de sangre instruída con una analítica sanguínea desbordante de historias y experiencias. El texto Juglarías, un poeta en Israel, está escrito entre duelos y quebrantos, entre alegrías y entusiasmos y con una prosa poética natural y profunda. La lírica de Juan Zapato, su autor, es realista, a veces agnóstica en cuanto a lo ulterior; otras de poso infantil ante lo pretérito, en otros casos, como en sus relatos, de tono antropológico pero sin la ausencia de una mirada poética. Todo un testimonio vital fundamentado en el tiempo y el espacio de los años que han pasado desde el inicio de la vida del autor en Argentina a la madurez en Israel tras su aliá. Vida y literatura, elementos inseparables. Textos que nacen del devenir diario y que Juan Zapato ofrece al lector para humanizarse y humanizarnos. Esperanza, a veces casi agotada, la que el autor nos desvela ante el conflicto de su tierra, y saltos a la metáfora vital y a la ataraxia, para descansar de tanto nudo gordiano. Juglarías, un poeta en Israel es vida, un cuaderno de viaje al fin de al cabo. Es una muestra de cómo Juan Zapato hace literatura de su experiencia escogiendo segmentos de aquel momento y aquel lugar que, por un pequeño capricho del cosmos, destacaron sobre otros para ser contados en prosa o poesía. Jesús Sordo Medina (Revista Homo Homini Sacra Res)

A %d blogueros les gusta esto: