ISRAEL LATINA

Magazine virtual ISSN: 1565-7442, 2da. Etapa

¡Boicoteen a Israel!

Ismail HaniyaLa hija de Ismail Khaniyeh, líder del movimiento terrorista Hamas en Gaza, fue hospitalizada en Israel en las últimas semanas. Esta información fue publicada ayer en medios internacionales y señalaba que una de los 13 hijos de Haniyeh de alrededor de 20 años fue atendida en un hospital en Tel Aviv. La joven estuvo hospitalizada por cinco días tras una emergencia médica.

El hospital israelí Ijilov confirmó que estuvo entre sus pacientes: “Ella es una de más de 1.000 pacientes enfermos provenientes de la Franja de Gaza y de los poblados palestinos, adultos y jóvenes de igual forma, que son internados cada año aquí para recibir tratamiento”.

Esta no es la primera vez que un familiar de Haniyeh es hospitalizado en Israel. El pasado noviembre su nieta Amal fue internada en el Centro Médico Schneider en Petah Tikva llegando en estado crítico. y en junio pasado su suegra fue tratada en el Centro Médico Hadassah de Jerusalén. Hace dos años y medio el cuñado de Haniyeh fue también tratado en Israel cuando tuvo problemas cardiacos. Estos datos se hacen especialmente relevantes con el trasfondo de que Haniyeh ha reiterado una y otra vez su deseo de eliminar a Israel y su apego al terrorismo contra los civiles israelíes, como el lanzamiento incesante de decenas de miles de cohetes que llevó a la última operación Margen Protector.

El general israeli, Yoav Mordechai, coordinador de las actividades del gobierno Israeli en los territorios, explicó que cuando Israel recibe una petición para un tratamiento médico “no le importa quienes son los familiares del paciente” sino solo el bienestar del paciente mismo. Además culpó al Hamas de prohibir a los civiles gazaties de recibir tratamiento médico en Israel, Judea y Samaria y el hospital de campo en Erez durante la operación Margen Protector: “Cuando hay un interés personal, el Hamas no tiene problema en permitir a los enfermos llegar a los hospitales israelíes, pero cuando hicimos un hospital de campo en Erez durante la operación el Hamas se negó a mandar heridos para ser tratados allí”. En otras palabras, al Hamas no le interesan los civiles gazaties y su salud sino solo cuando se trata de familiares y personas cercanas.

A pesar de la negativa del Hamas en Gaza, cada año decenas de miles de palestinos de la Franja de Gaza y de Judea y Samaria llegan a hospitales israelíes para recibir tratamientos médicos, muchas veces incluso de forma gratuita. Solo de Judea y Samaria en el 2013 100.145 palestinos entraron a Israel para recibir tratamientos médicos, entre ellos alrededor de 21.000 niños. Incluso en casos donde los tratamientos médicos no están disponibles en Israel, Israel ha colaborado para llevar a pacientes palestinos a otros países para que reciban los tratamientos necesarios. Respecto a la Franja de Gaza, 13.734 palestinos entraron a Israel en el 2013 para recibir tratamientos médicos en Israel.

Hace pocos meses atrás, la esposa del presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmud Abbás, fue operada de urgencia en el moderno Centro Médico Assuta de la localidad de Ramat Hajaial, cercana a Tel Aviv.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

“La Torre de Babel Ediciones”

“La Torre de Babel Ediciones”, es un proyecto editorial independiente, que propone la divulgación de autores isarelíes contemporáneos que escriben en español. Relatos, poemas y entrevistas. Novela histórica basada en hechos reales. Poesía erótica. Diferentes géneros para mirar esta sociedad.

Goodreads

“El último día”, Mina Weil

Monfalcone, en el noroeste de Italia, 1938.Una familia judía feliz. Una muchacha y las tiernas confusiones de la adolescencia. De repente, el aire se enrarece, los bordes de la realidad se resquebrajan; una ley anula los derechos de los judíos y los declara subhumanos. Antiguos fantasmas de muerte y dolor regresan desde relatos que parecían sólo eso, viejas historias. El exilio apresurado se vuelve la única alternativa. Hay, entonces, que abandonarlo todo, demoler, deshacer lo que era, tan naturalmente, la vida. Hay que hacerse adulto antes de haber dejado de ser niño. Habrá un último día en a escuela y en la casa, habrá un puerto y un barco, habrá la vaga imagen de una Argentina de la que sólo se conoce el sabor de ciertos caramelos de nombre divertido. En las maletas apenas cabe lo imprescindible – y también los símbolos lo son: la valijita de cartón de un fugitivo de otra guerra, los candelabros de Shabat envueltos en los decretos antijudíos. Desde la cubierta del barco, reiterando sin saberlo la antigua mirada del desterrado, Anna aprende definitivamente que la vieja Historia es parte de su propia biografía. “El último día” es un relato de amores naturales y violencias incomprensibles, de bruscos crecimientos y envejecimientos prematuros. No hay en él rencor o estridencias, sino una dolida denuncia y, sobre todo, la apretada nostalgia que desea recuperar y preservar, mediante la palabra amorosa, lo que nunca debió perderse del modo en que se perdió. Florinda Friedman Goldberg. (Docente e investigadora de Literatura Latinoamericana Universidad Hebrea de Jerusalén y Universidad de Tel Aviv)

“Juglarías” …un poeta en Israel…

Juglarías, la poesía de los hombres y mujeres que abrazan el devenir vital con intensidad estableciendo ese vínculo maravilloso entre vida y literatura. Y pese a la presión del docto en la torre de su castillo, las juglarías se convierten enclerecias, y los hombres y mujeres que las escriben en sabios de sangre instruída con una analítica sanguínea desbordante de historias y experiencias. El texto Juglarías, un poeta en Israel, está escrito entre duelos y quebrantos, entre alegrías y entusiasmos y con una prosa poética natural y profunda. La lírica de Juan Zapato, su autor, es realista, a veces agnóstica en cuanto a lo ulterior; otras de poso infantil ante lo pretérito, en otros casos, como en sus relatos, de tono antropológico pero sin la ausencia de una mirada poética. Todo un testimonio vital fundamentado en el tiempo y el espacio de los años que han pasado desde el inicio de la vida del autor en Argentina a la madurez en Israel tras su aliá. Vida y literatura, elementos inseparables. Textos que nacen del devenir diario y que Juan Zapato ofrece al lector para humanizarse y humanizarnos. Esperanza, a veces casi agotada, la que el autor nos desvela ante el conflicto de su tierra, y saltos a la metáfora vital y a la ataraxia, para descansar de tanto nudo gordiano. Juglarías, un poeta en Israel es vida, un cuaderno de viaje al fin de al cabo. Es una muestra de cómo Juan Zapato hace literatura de su experiencia escogiendo segmentos de aquel momento y aquel lugar que, por un pequeño capricho del cosmos, destacaron sobre otros para ser contados en prosa o poesía. Jesús Sordo Medina (Revista Homo Homini Sacra Res)

A %d blogueros les gusta esto: