ISRAEL LATINA

Magazine virtual ISSN: 1565-7442, 2da. Etapa

“Tu beAv, mucho tiempo antes que San Valentín

En el Talmud de Babilonia Tratado Taanit, capítulo 4, página 106, está escrito: Rav Shimón Ben Gamliel dijo: “No hay días mejores en Israel que Tu BeAv y Yom Kipur. En Tu BeAv las hijas de Jerusalem salen vestidas con ropas blancas prestadas, para que aquellas que no tengan prendas sean vestidas, y celebran en los viñedos. ¿Y qué dicen? ‘Niño, ¡levanta tus ojos y mira qué selección tienes! No dejes que tus ojos miren en nosotros los ornamentos, deja que tus ojos busquen una familia’”.

Esta idea de pedir prendas de vestir prestadas de otra persona contribuye al respeto por los pobres y fortalece el sentimiento de unidad y amor entre las personas. Es una costumbre inusual, una que no se menciona con referencia a ninguna otra festividad. Por otra parte, el Talmud describe aspectos adicionales acerca de hombres jóvenes que salen a elegir un alma gemela. Ésta es la primera descripción que encontramos de Tu BeAv, a excepción de la que aparece en el Kitvei HaArí.

En este día se nos promete que encontraremos almas gemelas y que mereceremos vidas conyugales felices. Pero, ¿por qué en este día en particular? El Talmud de Jerusalem y el Arí explican la conexión entre Tu BeAv y Yom Kipur. Dicen que un hombre que se casa con una mujer por el bien del cielo —es decir, cuyo matrimonio no se basa en el Deseo de Recibir Sólo para sí Mismo, sino en contribuir al tikún del universo entero— merece la misma eliminación de los pecados que tiene lugar enYom Kipur. Mientras que algunos se casan por la belleza o el dinero, hay otros que buscan un alma gemela con el propósito de avanzar en el proceso de tikún personal y global. Una relación por el bien del cielo apoya la conciencia de Zeir Anpín, elDeseo de Compartir abundancia con el mundo, y por lo tanto, fortalece todo el universo.

Tu BeAv cae en el 15º día del mes, cuando la Luna está llena y brilla sobre nosotros con la totalidad de la Luz del Sol, sin ninguna interferencia. Que la Luna aparezca llena desde la perspectiva de la tierra avala la unificación deZeir Anpín y Maljut en el 15º día del mes. Por lo tanto, el 15º día de cada mes es ideal para nuevos comienzos.

En la Diáspora ese día perdió su significado y solamente en las sinagogas se lo recordaba y no con gran énfasis. Esto cambió con el surgimiento del movimiento sionista y el retorno de nuestro pueblo a la tierra de Israel. La primera vendimia en Israel fue festejada en Tu Beav en Rishon Letzion en 1890, festejando la inauguración de las bodegas de Rishon. Desde entonces fue la fiesta de la Vendimia y comenzó la costumbre de que parejas se comprometían en ese día (Tnaim). En 1941 comenzaron varios kibutzim y moshavim a realizar festivales de bailes en Tu Beav y en 1944 en el Kibutz Dalia se estableció la costumbre del Festival de Danzas.
Danzas y música son desde la antigüedad símbolos de amor, y esta fecha que recuerda el amor fraternal y nacional, también se une al amor terrenal entre el hombre y la mujer.

En los últimos cuarenta años comenzó a señalarse Tu Beav como Yom Ahava (el día del Amor), primero en el festival de Nueiba en Sinaí, donde se encontraban jóvenes de todas las edades para bailar y escuchar conjuntos musicales. Desde 1982 (cuando Israel devolvió Sinaí) el festival pasó a Tzemaj (a las orillas del Kineret), y el pueblo de Israel goza de bailes y música, luego de los días de duelo por la destrucción del Templo en Tisha Beav.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

“La Torre de Babel Ediciones”

“La Torre de Babel Ediciones”, es un proyecto editorial independiente, que propone la divulgación de autores isarelíes contemporáneos que escriben en español. Relatos, poemas y entrevistas. Novela histórica basada en hechos reales. Poesía erótica. Diferentes géneros para mirar esta sociedad.

Goodreads

“El último día”, Mina Weil

Monfalcone, en el noroeste de Italia, 1938.Una familia judía feliz. Una muchacha y las tiernas confusiones de la adolescencia. De repente, el aire se enrarece, los bordes de la realidad se resquebrajan; una ley anula los derechos de los judíos y los declara subhumanos. Antiguos fantasmas de muerte y dolor regresan desde relatos que parecían sólo eso, viejas historias. El exilio apresurado se vuelve la única alternativa. Hay, entonces, que abandonarlo todo, demoler, deshacer lo que era, tan naturalmente, la vida. Hay que hacerse adulto antes de haber dejado de ser niño. Habrá un último día en a escuela y en la casa, habrá un puerto y un barco, habrá la vaga imagen de una Argentina de la que sólo se conoce el sabor de ciertos caramelos de nombre divertido. En las maletas apenas cabe lo imprescindible – y también los símbolos lo son: la valijita de cartón de un fugitivo de otra guerra, los candelabros de Shabat envueltos en los decretos antijudíos. Desde la cubierta del barco, reiterando sin saberlo la antigua mirada del desterrado, Anna aprende definitivamente que la vieja Historia es parte de su propia biografía. “El último día” es un relato de amores naturales y violencias incomprensibles, de bruscos crecimientos y envejecimientos prematuros. No hay en él rencor o estridencias, sino una dolida denuncia y, sobre todo, la apretada nostalgia que desea recuperar y preservar, mediante la palabra amorosa, lo que nunca debió perderse del modo en que se perdió. Florinda Friedman Goldberg. (Docente e investigadora de Literatura Latinoamericana Universidad Hebrea de Jerusalén y Universidad de Tel Aviv)

“Juglarías” …un poeta en Israel…

Juglarías, la poesía de los hombres y mujeres que abrazan el devenir vital con intensidad estableciendo ese vínculo maravilloso entre vida y literatura. Y pese a la presión del docto en la torre de su castillo, las juglarías se convierten enclerecias, y los hombres y mujeres que las escriben en sabios de sangre instruída con una analítica sanguínea desbordante de historias y experiencias. El texto Juglarías, un poeta en Israel, está escrito entre duelos y quebrantos, entre alegrías y entusiasmos y con una prosa poética natural y profunda. La lírica de Juan Zapato, su autor, es realista, a veces agnóstica en cuanto a lo ulterior; otras de poso infantil ante lo pretérito, en otros casos, como en sus relatos, de tono antropológico pero sin la ausencia de una mirada poética. Todo un testimonio vital fundamentado en el tiempo y el espacio de los años que han pasado desde el inicio de la vida del autor en Argentina a la madurez en Israel tras su aliá. Vida y literatura, elementos inseparables. Textos que nacen del devenir diario y que Juan Zapato ofrece al lector para humanizarse y humanizarnos. Esperanza, a veces casi agotada, la que el autor nos desvela ante el conflicto de su tierra, y saltos a la metáfora vital y a la ataraxia, para descansar de tanto nudo gordiano. Juglarías, un poeta en Israel es vida, un cuaderno de viaje al fin de al cabo. Es una muestra de cómo Juan Zapato hace literatura de su experiencia escogiendo segmentos de aquel momento y aquel lugar que, por un pequeño capricho del cosmos, destacaron sobre otros para ser contados en prosa o poesía. Jesús Sordo Medina (Revista Homo Homini Sacra Res)

A %d blogueros les gusta esto: